Relaciones Saludables

Me ha tomado mucho tiempo darme cuenta de que sólo existen relaciones entre iguales. en una relación cada persona es responsable de su propio 100% que le ponga a esta. […]

Me ha tomado mucho tiempo darme cuenta de que sólo existen relaciones entre iguales. en una relación cada persona es responsable de su propio 100% que le ponga a esta. Y frecuentemente me encuentro con que la gente prefiere dejar su 100% en manos de la otra persona dejando la culpa o la responsabilidad en el interlocutor.

La responsabilidad es tal vez el compromiso más difícil con uno mismo, incluso más grande que el hecho de honrarnos. A pesar de nuestras buenas intenciones, la educación y la inteligencia, tenemos una fuerte tendencia posicionarnos como víctimas cuando nos sentimos amenazados.

comunicacion_gente_dCuando ves hacia dentro te das cuenta de todas las ideas y juicios que has implantado en tu relación, pero aún es que el 100% de estos se lo has adjudicado a la otra persona. Poniendo tu responsabilidad en sus manos.

Por otra parte frecuentemente te sientes atraído a criticar o corregir al otro, sobre todo si es “por su propio bien”, lo pongo entre comillas pues si lo analizas todo lo estas moviendo desde tu interés personal o como un intento de controlar.

Esto sucede cuando tomamos más de 100%de la responsabilidad en una relación, sin importar si es de pareja, amistad, familiar o de negocios. Y la comunicación con los interlocutores se convierte en una serie de mensajes que se traducen en: no eres capaz, estas equivocado, y yo estoy en lo correcto.

comunicacion_gente_b

Así es como encontramos sólo tres roles que toman las personas que no se responsabilizan en su 100%: perseguidor, salvador, o víctima.

Al analizar  estos roles, te darás cuenta que una relación no podrá funcionar de una forma sana y positiva.

Bajo estos patrones alguien maneja su temor por conseguir más control, teniendo un papel perseguidor. Otros generan acuerdos con los suyos mediante la adaptación y tratando de complacer, tomando el papel salvador, e ignora sus propias necesidades. Y el último, quizás es el peor de todos, pues ha dejado todo en manos de la otra persona para poder jactarse de ser la víctima, reconoce sus necesidades pero se limita a decir que no puede satisfacerlas por culpa de la otra persona.

comunicacion_gente_a

Ninguna de estas estrategias permite espacio para o diferentes puntos de vista, ambos presupone leer la mente e interpretar el comportamiento sin comprobar los supuestos. Generalmente estos tres roles hacen que el uno como el otro sientan su libertad limitada.

El compromiso con la responsabilidad plena y saludable es un camino, no un solo evento o una marca en una tabla.

Siempre revela nuestra ventaja aprendizaje. Cada vez que vivo en plena responsabilidad una situación, descubro más creatividad en mi mismo.

En una ocasión, alguien me dijo: “Yo soy la creatividad a punto de ocurrir, y también soy el policía esperando para detenerme”.

comunicacion_gente_c

Al ser uno responsable al 100%, libera la energía que se ha invertido en la lucha por el poder y lo pone a disposición para crear proyectos, enriquecer historias y tener relaciones más sanas.

Te invito a preguntarte:

¿Estoy no estoy ejerciendo al 100% mi responsabilidad?

Y busca las relaciones o momentos en los que te has convertido en víctima o salvador. Entre más pronto corrijas estos roles innecesarios, más pronto podrás poner tu vida en equilibrio y lograr que la creatividad fluye de nuevo.

comunicacion_gente_650x331

About Ramón Vega del Río

Ramón Vega del Río ha estudiado en diferentes universidades del mundo y a lo largo de su vida a realizado cambios de 180 grados que no cualquiera tiene el valor de realizar. El pasar de una vida enfocada cien por ciento a la materia llego a un camino en el que se enfoca a la humanística, desarrollando una gran habilidad como coach y consejero. Estudio Economía, Psicología y Medicina tradicional ademas de contar con la Certificación en Coaching Profesional acreditado por la ICF. Y otras certificaciones como Máster Practicante en Programación Neurolingüística, Stress Management, Changing the Way We Live Our Lives y Inner Skills for your Working Life. Certificaciones obtenidas en países como India, Tailandia, Líbano, Nepal, Dubai y Holanda.