Transporte escolar: formando ciudadanos socialmente responsables

Por: Alejandra Ruíz, Directora General de Colegio D´Mazenod Lograr que nuestros hijos lleguen con bien a sus colegios, es un asunto que preocupa, ocupa y es prioritario para todo padre. […]

Por: Alejandra Ruíz, Directora General de Colegio D´Mazenod

Lograr que nuestros hijos lleguen con bien a sus colegios, es un asunto que preocupa, ocupa y es prioritario para todo padre. Sin embargo, los problemas de tráfico, la contaminación ambiental, la violencia, las manifestaciones y la inseguridad son factores que, en una ciudad como la nuestra, han provocado que cada día sea más difícil controlar el caos de millones de vehículos circulando y que podamos cumplir cabalmente nuestra diaria misión.

El transporte escolar, no sólo es parte de un programa de bienestar social promovido por diversos gobiernos de nuestro país y del mundo, sino una manera puntual, clara y efectiva de contribuir al mejoramiento de nuestro entorno.

Tan sólo la CDMX, cuenta con 25 millones de alumnos y más de 2 millones de trabajadores en el nivel básico escolar y de los 10 millones de vehículos que circulan a diario, el 20% corresponde a padres que se trasladan al colegio con sus hijos.

Según datos proporcionados por la Secretaría del Medio Ambiente la sustitución de estos millones de automóviles en circulación, por autobuses escolares, contribuye a una reducción considerable de los contaminantes, especialmente de los precursores del ozono, responsables de serios daños a la salud, como afecciones respiratorias y cardiacas, entre muchos otros.

Aquí algunos de ellos:

Beneficios para los alumnos

  • Desarrolla su sentido de responsabilidad.
  • Los vuelve puntuales, respetuosos y educados.
  • Promueve el orden, la disciplina y la tolerancia (esperar la llegada del autobús, esperar su turno en la fila, tomar el asiento que esté libre aunque no sea el favorito, etc.).
  • Fomenta el sentido de independencia de los padres y la autonomía.
  • Aumenta la confianza en sí mismos.
  • Desarrolla el seguimiento de instrucciones y el respeto hacia las figuras de autoridad (adultos).
  • Es un excelente medio para mejorar las habilidades sociales, la integración con niños de edades diversas, la empatía y el sentido de pertenencia.
  • Fortalece los vínculos de amistad y compañerismo.
  • Cuentan con mayor seguridad ante un imprevisto, un accidente o un acto violento.
  • No hay consecuencias para ellos en caso de un retraso.

Beneficios para los padres

  • Ayudan a reducir la congestión vial alrededor de las escuelas y en algunas vías principales y secundarias.
  • Ahorran tiempo y tienen mejor control sobre la planeación de sus actividades diarias.
  • Ahorro en el gasto de combustible y mantenimiento de sus vehículos.
  • Contribuyen a la reducción de emisiones contaminantes en la ciudad.
  • Reducen el riesgo de llegar tarde al colegio o de una eventualidad.
  • Cuentan con la tranquilidad de que sus hijos viajan en un ambiente seguro ante cualquier imprevisto, accidente o acto violento y de que llegarán con bien al colegio o a sus hogares.
  • Reducción en los costos de las primas de seguro por accidentes viales.
  • Reducción en los costos de taxis o servicios similares.

Beneficios para la sociedad y el planeta (datos de la SEDEMAen la CDMX):

  • Reducción de emisiones de partículas contaminantes en más de 64%
  • Además de los precursores del ozono, 5 gases contaminantes más han mostrado una reducción significativa.
  • 45% de ahorro en combustible.
  • Mejoras en la movilidad en los horarios de entrada y salida de colegios.
  • Reducción de la contaminación por ruido.
  • Agilización del tránsito y reducción considerable de accidentes viales.

Otros beneficios:

  • Un autobús escolar de 40 pasajeros sustituye 25 automóviles.
  • Desarrollo de la conciencia social y ambiental en padres y alumnos.
  • Influencia directa en la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático.

La contaminación, el caos vial y los accidentes automovilísticos son una problemática seria de la que nosotros como padres, debemos tomar conciencia y volvernos responsables ocupándonos de hacer todo lo que esté en nuestras manos para solucionarla.

Si partimos de la premisa de que lo más importante para nosotros es el bienestar de nuestros hijos, entonces seamos los arquitectos del futuro que queremos (y que está en nuestras manos) construir para ellos, formémoslos como buenos ciudadanos a partir de nuestro propio ejemplo y heredemos en sus corazones el amor por la naturaleza y nuestra total y absoluta responsabilidad de cuidarla.

“Si queremos hijos responsables y comprometidos, actuemos como padres responsables y comprometidos”.

Acerca del Colegio Eugenio D’Mazenod: www.mazenod.edu.mx

About Alicia Boy

Alicia Boy estudio la carrera de Administración Hotelera en la Universidad Iberoamericana, en 1997 inicio su carrera como cronista de viajes y en el año 2003 creo el portal www.boydeviaje.com. Su interés por ayudar a otras mujeres la llevo a crear este portal con ayuda de muchas de sus amigas.